¿Desahuciar a menores? Humanidad y cumplimiento de la ley

Por Sergi Tarín y Fernando Flores

Ayer por la mañana, mientras el diputado Rafael Blasco (del PP) mantenía su escaño a pesar de que la fiscalía y la abogada de la Generalitat Valenciana pedían cárcel para él (14 y 11 años, respectivamente), la policía intentaba desalojar a una familia sin recursos de un piso público de la misma Generalitat. Que las irregularidades por las que el ex-portavoz del Consell valenciano está imputado comenzaran en la Conselleria de Solidaridad es sólo una coincidencia macabra.

Gloria y Javier ocupan una vivienda del IVVSA desde hace cuatro años, trabajan recogiendo y vendiendo chatarra. Con ellos conviven tres hijos. Pilar, la pequeña, de 7 años, es una niña como todas. Eloy, de 12 años, es un referente en el Colegio Santiago Apóstol como buen estudiante; tiene asma desde que nació. E Isaac, de 17, acaba de salir de la Unidad de Psiquiatría del hospital La Fe, donde ha estado internado cerca de un mes a causa de un brote psicótico. La familia ha intentado negociar con el IVVSA un alquiler solidario, sin éxito. Hace quince días la Administración les comunicó por la vía contenciosa la orden de desalojo que debía producirse ayer. En principio se intentó llevar a cabo el desahucio, y tras la oposición solidaria de un grupo de vecinos, la Policía otorgó una prórroga de ocho días.

¿Ha sido un acto de humanidad o se está cumpliendo la ley?

En los días previos al de la orden de desalojo, la abogada Pilar Serrano elaboró e interpuso recurso de apelación (del auto de orden de desalojo) y solicitud de suspensión cautelarísima del desahucio, a la vista de que concurrían otros intereses más importantes que el del cobro del alquiler por el IVVSA.

En efecto, antes que nada existe el interés del menor. El artículo 158 del Código Civil obliga al juez para que, de oficio o a instancia del propio hijo, de cualquier pariente o del Ministerio Fiscal, dicte las disposiciones que considere oportunas a fin de apartar al menor de un peligro o de evitarle perjuicios, medidas que podrán adoptarse dentro de cualquier proceso civil o penal o bien en un procedimiento de jurisdicción voluntaria.

No es la única norma que se refiere al tema. La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor, afirma en su artículo 2 que el interés superior de los menores primará sobre cualquier otro interés legítimo que pudiera concurrir. Y en su artículo 3, además de extender a los menores los derechos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales (especialmente la Convención de derechos del Niño de Naciones Unidas) ordena a los poderes públicos que garanticen el respeto a sus derechos, y que adecúen sus actuaciones a dicha Ley y a la mencionada normativa internacional. Por último, el artículo 13.1 de la Ley 1/96 obliga a toda persona o autoridad y especialmente a aquellos que por su profesión o función detecten una situación de riesgo o posible desamparo de un menor, a comunicarlo a la autoridad o sus agentes más próximos, sin perjuicio de prestarle el auxilio inmediato que precise.

¿Humanidad o cumplimiento de la ley? Para responder a esta pregunta hemos de averiguar si con el desahucio instado por la Generalitat se provoca algún peligro o perjuicio para los menores implicados en este caso. Así que formulemos otra pregunta: ¿desalojar sin alternativa habitacional a una niña de 7 años, a un menor con asma y a un adolescente recién salido de la Unidad de Psiquiatría puede ocasionar algún trastorno o perjuicio a estos menores?

Quizás sea oportuno señalar que el desarrollo de los menores está vinculado a su derecho al disfrute de una vivienda digna y adecuada, reconocido en el artículo 47 de la Constitución española. Y que este derecho a la vivienda, aún formando parte de ese capítulo constitucional (el III del Título I) degradado injusta e inconstitucionalmente por algunos a la absoluta disponibilidad del legislador, da sentido a otros derechos como el de dignidad de la persona (artículo 10 CE), el de la intimidad personal y familiar (artículo 18 CE), el derecho a la educación (artículo 27 CE) o el derecho a la salud (artículo 45 CE). Todos ellos muy presentes en este caso.

Captura de pantalla 2013-06-05 a la(s) 18.12.48

De modo que una aplicación nada forzada de la Constitución y la Ley obliga a unos poderes públicos (la Generalitat, el IVVSA, el juzgado de lo contencioso) a tomar medidas de protección a favor de Pilar, Eloy e Isaac, e impide a otros (la Policía) a llevar a cabo el desahucio. Es curioso que la página web del IVVSA se publicite a sí misma por las viviendas que entrega a familias en riesgo de exclusión social y se permita desahuciar a otras sin los miramientos a los que la ley y los derechos humanos le obligan.

No se trata de pedir lo imposible, ni caridad ni humanidad, sino de cumplir lo que la ley prescribe. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos y algunos jueces españoles aplican la Constitución y las leyes que protegen los derechos fundamentales en el caso de desalojos de familias con menores. Sus resoluciones son valientes y deberían ser un referente a seguir por el juzgado que debe resolver la apelación contra el desalojo de Gloria y Javier.

Si al diputado Blasco, que dejó de ser menor de edad hace muchos años, la Generalitat no lo desaloja de su escaño, ¿cómo se atreve a intentarlo con Pilar, Eloy e Isaac?

Video: Sergi Tarín

9 pensamientos en “¿Desahuciar a menores? Humanidad y cumplimiento de la ley

  1. Pingback: ¿Desahuciar a menores? Humanidad y cumplimiento de la ley | Lejos del tiempo

  2. Javier como comerciante que es si no le pagan la chatarra que recoge no obtiene recursos para vivir él y su familia. El dueño de esa vivienda si no le pagan tampoco cede su producto ( vivienda) gratis ,sea el IVVSA o la señora mayor que aparece en el video que debe ser la dueña del piso.
    El concepto mercantilista sólo lo vemos desde el lado que nos interesa en cada momento. Se que es difícil de entender para las personas que obtienen, acceden a muchos productos -prestaciones de forma gratuita: luz ,agua ,vivienda enseñanza ,sanidad ,cheques libro ,comedor, que se encuentre con productos, servicios que hay que abonar. Javier sabe muy bien transaccionar con su mercancía sólo la vende cuando le pagan lo que pide.Al reves ya no funciona ese principio.
    A estas personas se les enseña como acceder a todo tipo de prestaciones ( me parece estupendo) saben al dedillo a donde hay que presenta los impresos para acceder a muchos derechos prestaciones ,lo entienden perfectamente y todos sabemos reclamar nuestros derechos contemplados en la leyes. Se nos olvida que ante estos derechos se esconden ,escondemos aducimos desconocimiento, de forma interesada las obligaciones que ello comporta.
    Al igual que el agua es un bien finito ,los recursos económicos también y como en ecología hay que observar un consumo responsable. El personal no está muy predispuesto a mantener a tanta gente con nuestros impuestos.
    Esta familia como otras muchas en situación de riesgo de exclusión social disponen en sus familias de uno o más móviles televisión ,aire acondicionado y vehículo propio, los vemos tomando cañas y las privaciones que se auto- imponen (muy pocas ) son incongruentes con su pretendida “exclusión social” contradicen muy pocas.Esto no siempre ocurre.
    Para integrase como todos queremos en esta sociedad hay que hacerlo en la medida de lo posible aceptando derechos ,obligaciones , normativas legales ,ordenanzas municipales de esta sociedad a la que dicen querer pertenecer. Podeis prepararlos para que sean vecinos bien acogidos en los barrios donde quieren vivir.
    Por cierto a Sergio lo he visto ofrecerse como asesor en caso de recibir aviso de un proximo deshacio o deaslojo a los ocupantes del nº 17 de la calle Luis Despuig, todo el mundo sabe que en este número se vende droga.Sergio desearia tener por vecinos en su calle a todos aquellos a los que ofreces vuestra solidarida y apoyo ?

  3. Si todos los solidarios que son llamados para salvar al Cabañal a través de Facebook y evitar que haya más desalojos,se llevaran a sus barrios,no a sus casas,una familia en riesgo de exclusión social ,el maritimo se podria rehabilitar social y demográficamente. Animo solidarios os lo agradecerá el vecindario.Demostrad que no es sólo fachada y que sois mejor que esta alcaldesa que tenemos.

    • El marítimo se podría rehabilitar en todos los sentidos si el Ayuntamiento cumpliera la ley y dejara de acosar al barrio. Creo que es un error (aunque esté enmascarado de ironía) señalar a otros ciudadanos que al menos manifiestan su apoyo solidario. Quizás esos “solidarios” se comportan en sus barrios más allá de la fachada, y son mejores que la alcaldesa. Pero lo importante no es eso, lo importante es que no son ellos los que tienen que hacer el trabajo de los políticos, que para eso están ahí, se les votó y se les paga.

  4. Pingback: Vivienda y menores: lejos de un sistema político digno | Al revés y al derecho

  5. Las personas solidarias con los marginales del marítimo continuarán viviendo en sus barrios alejados del conflicto ( yo soy solidaria con los niños del Sahel ).Decía que las personas solidarias con aquellas familias en riesgo de exclusión ( familias en las que la mayoría de miembros dispone de teléfono móvil pueden beberse una cervezas fumar, vehículo ,disponer de aire acondicionado en su casa. De lo que me alegro . Para algunos de estos “placeres” hay que disponer de recursos.
    Disponen de casa gratis ,luz agua.
    Los realojos de familias marginales llevadas a cabo –ejecutadas por las concejalias, consellerias o por la labor solidaria de una parte de la población que lógicamente son vecinos de Valencia pero que viven en otros barrios , van agravando,aumentando ,favoreciendo el expolio del Cabañal tan denostado por unos y por otros .
    La llegada de personal marginal tiene efectos que pocos calibran por que no viven cerca de las casas “okupadas”:
    Tiene el el efecto del llamado “mobbing” :desplaza, provoca la huida de aquellos vecinos que no soportan ni tienen por que soportar la suciedad ,las casas chatarreria , las casas convertidas en contenedores de deshechos , gente que defeca en la calle )el deterioro progresivo del que ha sido “su barrio” de toda la vida. En resumen no soportamos este tipo de comportamientos,vosotros si ?
    Si alguien tenia en proyecto el venir a vivir al marítimo en vista del deteriora desiste el hacerlo y escoge ,se marcha a otros barrios.
    Si sumamos los vecinos que “huyen” y los vecinos que no vendrán el resultado será un barrio como Las Casitas rosa ,el Bloque de los Portuarios o el Barrio de “La Coma”.El número de viviendas vaciás aumentaría .La culpa siempre se la podremos achacar a las autoridades que no han cumplido el precepto democrático exigido.Los demás nos auto-exoneramos de motu propio.
    Son actitudes xenofobas ? En la escalera donde vivo no nos gustan los vecinos que ensucian ,maltratan el ascensor ,no pagan la derrama, han convertido algunos pisos en contenedores de residuos ¿ somos xenófobos? ¿somos insolidarios ?. Creo que si

    Ya que las autoridades no consultan los realojos al menos vosotros si que -deberíais realizar la consulta y preguntar a los vecinos si les apetece tener este tipo de convecinos. Estaría en la linea de lo que se les exige a las autoridades consultar participar y que ellos no cumplen : participación….

    En la calle donde vivo existen una 15 viviendas vacías susceptibles de ser “okupadas” Si fueran okupadas el resto de vecinas al menos yo , me plantearé el continuar aquí.
    Entre todos estamos contribuyendo a aquello que queremos evitar,es una paradoja.El expolio del Cabañal.

  6. Entiendo que Rita al no tener raices en el Cabañal quiera destruirlo ,lo que me cuesta creer es que dos vecinos del mismo Cabañal den apoyo a la marginalidad y confluyan con la alcaldesa por el extremo opuesto. Con este apoyo a la marginalidad el Cabañal está dejando de ser aquello que fue. ¿saben los habitantes del barrio que además de Rita hay vecinos del mismo que están por la tarea de apoyar el no desalojo e incluso favorecer la acogida de más familias marginales?.

    Cuantas menos viviendas se derriben más marginalidad tendremos ,cuantos más solares menos marginalidad ¿ a quién interesa que no se derriben viviendas ?.
    En esta etapa en la que todos exigimos responsabilidades de todas las acciones y decisiones tomadas en la mayoría de ámbitos ,¿ a quíen habrá que exigirle la destrucción del barrio ,sólo a la alcaldesa ? .No creo que con estas actitudes/acciones ataquéis a la clase opresora ,más bien entiendo que los más perjudicados son y serán ,seremos los habitantes actuales del barrio.

    • Desdemona, dos errores de planteamiento de tu parte:
      1. No sé de dónde sale que quienes firmamos este post apoyamos la marginalidad. Lo que no apoyamos es que se desahucien a personas con niños. ¿Tú sí? Quien coincide con Rita eres tú, no nosotros. Nosotros no apoyamos la marginalidad, pero tampoco es nuestra obligación acabar con ella (y tratamos de hacerlo). La obligación es de los servicios sociales del Ayuntamiento. Si esas personas son expulsadas de ahí se irán con su marginalidad a otro sitio, y nunca a sitios cercanos a casa de la Alcaldesa.
      2. Más casas destruidas = menos marginalidad. Pues yo, que vivo en el Cabanyal zona cero te digo que veo que a más casa destruidas más marginalidad. Eso sí, si destruyen todo, no habrá ni marginalidad ni nada.
      Hay una sola solución. El Ayuntamiento debería cumplir la ley, la que le obliga a respetar y proteger el patrimonio histórico, y la que le obliga a respetar los derechos de las personas, incluso las de quienes nos molestan. Te aseguro que si lo hiciera, la marginalidad desaparecería muy pronto.

  7. Pingback: Vivienda y menores: lejos de un sistema político digno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *