¡Menudo Cristo! ¿Qué hacemos con el delito de blasfemia?

Joaquín Urías

El mundo, incluso el mundo del derecho, está a veces lleno de casualidades. Y una de estas casualidades ha querido que se publiquen con pocas horas de diferencia dos sentencias muy dispares sobre un mismo tema: el uso lúdico de la imagen de Jesucristo. Una es del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la otra de un juez de Jaén. En la primera se juzgaba el caso de unas fotografías publicitarias que usaban la imagen de Jesucristo y la Virgen María para vender ropa. En la segunda, el fotomontaje publicado por un joven jiennense superponiendo su propia cara a la de un cristo de la ciudad. Los casos son parecidos, pero las soluciones diametralmente opuestas.

En el asunto Sekmadienis Ltd. contra Lituania el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena al país báltico por una decisión de su agencia de protección al consumidor contra una cadena de ropa. La empresa había publicitado tres carteles. En uno aparecía una imagen de Jesucristo, con el cuerpo alegremente tatuado y vestido únicamente con unos pantalones vaqueros de la empresa y el lema ¡Jesús, qué jeans!; en otro aparecía la Virgen con un vestido de la marca y el lema ¡Virgen santa, qué vestido!; el tercero juntaba a ambos y decía ¡Jesús, María, menuda ropa! La agencia lituana de protección al consumidor -tras escuchar al órgano de autocontrol de la publicidad y a la conferencia episcopal-  le impuso una multa por atentado contra la moral. En su decisión consideraba que los anuncios “promocionaban un estilo incompatible con el de una persona religiosa” y “degradaba a Jesús y María como símbolos sagrados de la cristiandad”.

Frente a todo ello, el Tribunal Europeo parte de que los anuncios no incitaban al odio religioso. Su prohibición no respondía a eso, sino a que el uso publicitario de los iconos de una religión molestaba a quienes la practican. En ese sentido señala que en una sociedad democrática pluralista los ciudadanos “deben tolerar y aceptar la negación por otros de sus creencias e incluso la propagación ajena de doctrinas hostiles a su fe”. A pesar de que los anuncios pudieran ser considerados ofensivos por la mayoría de la población lituana que profesa la fe católica, el Tribunal insiste en que sería incompatible con los valores del Convenio europeo de Derechos Humanos el someter el ejercicio de sus derechos por un grupo minoritario a la aceptación de la mayoría. Lo contrario convertiría a la libertad de expresión en un derecho meramente teórico.

Esta jurisprudencia parece chocar con la aplicación que viene haciéndose del artículo 525 de nuestro código penal. Este precepto castiga a quienes hagan públicamente escarnio de los dogmas, creencias, ritos o ceremonias de una religión. Es cierto que el artículo se refiere también a que sólo puede perseguirse si se hace con intención de ofender a los miembros de esa confesión religiosa, pero esta parte suelen saltársela alegremente nuestros fiscales y jueces. Y como muestra, la otra sentencia que señalamos arriba.

El asunto, básicamente, trata de un muchacho de Jaén que subió a las redes sociales un fotomontaje en el que había sobrepuesto su propio rostro a una imagen del Cristo Despojado de Jaén. Tras ser denunciado por la Hermandad de la Amargura de Jaén, el juez instructor consideró que había indicios de delito contra los sentimientos religiosos, procediéndose a abrir el juicio oral correspondiente. En el mismo, la fiscalía entendió que efectivamente la publicación era constitutiva de delito, calificando a la manipulación de la imagen de “vergonzosa” y entendiendo que se trataba de una muestra de escarnio hacia la confesión católica hecha con el propósito de ofender los sentimientos religiosos de los miembros de la citada cofradía. Solicitó por ello una elevada pena de multa. Tras una negociación entre la fiscalía y el acusado esté mostró su conformidad con una pena sensiblemente inferior, de ocho meses de multa. El juez dictó sentencia condenatoria dando por buena dicha conformidad.

¿Qué está pasando? ¿acaso no respetan los jueces españoles la libertad de expresión?  En primer lugar, es importante señalar que la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es anterior a la condenatoria de Jaén. Ésta se dicta, además, con la conformidad del acusado. Independientemente de que esa conformidad viniera inspirada por el temor a una condena mayor, es cierto que en este caso el juez de lo penal tenía poco margen de actuación: a lo sumo podría haber interpretado que el delito de blasfemia sólo es aplicable cuando la intención de ofender es expresa, deliberada o supone una incitación al odio contra la religión. Sólo así hubiera tenido quizás la posibilidad de evitar la condena y rechazar la conformidad por no quedar demostradas las acciones que dan lugar a sanción penal.

El problema, sin embargo, es mucho más extenso que el de esta sentencia en concreto. Se trata de un problema vinculado a la transición española y la forma en que algunos principios y valores de la dictadura franquista se mantuvieron en el ordenamiento jurídico y la mentalidad judicial. La sobrevaloración del fenómeno religioso -especialmente católico- permite que todavía se utilice a menudo un parámetro religioso para decidir los límites de la libertad de expresión.

El derecho penal puede perseguir las ofensas contra quienes practican una religión. Pero no corresponde a los practicantes definir qué es lo ofensivo. Hay personas religiosas a las que puede molestar que el resto de la humanidad piense como lo hace. Hay quien puede sentirse muy ofendido por la descreencia, por el humor o por la falta de fe ajeno, pero esa molestia es exclusivamente fruto de la mera discrepancia religiosa. El uso lúdico, recreativo o desenfadado de una imagen no puede ser considerado ofensivo exclusivamente porque determinadas personas le den a la imagen un valor simbólico que excluya tal uso. De aceptarse eso, estaríamos imponiendo al conjunto de la sociedad la observancia de mandatos que son producto de determinada fe religiosa.

Nadie debe ser condenado por comer carne en cuaresma, por guardar un Corán en un lugar inapropiado o por hacer caricaturas con un cristo. En todos esos casos se trata de mandatos que sólo vinculan a quienes libremente profesen determinada religión, pero no a la ciudadanía en su conjunto.

El delito de blasfemia no debería existir. Ya hay otros preceptos del código penal que castigan esas ofensas. En todo caso, mientras no se reforme la ley, los jueces están obligados a entender que el mero escarnio de una confesión es ejercicio de la libertad de expresión y que sólo cuando haya intención expresa o deliberada de ofender o humillar en razón de las creencias religiosas podrán aplicarse las penas previstas en el art. 525 CP.

Esperemos que la nueva sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contribuya a despejar las dudas que aún puedan tener los muy religiosos jueces y fiscales españoles. Distinguir entre lo que ofende a una religión y lo que ofende al orden público del Estado no debería ser tan difícil. Y podríamos ahorrarnos el ridículo de ver a jueces lituanos señalando que mostrar un cristo tatuado promueve valores contrarios a la religión o a fiscales españoles escandalizados porque, para más inri, el cristo del fotomontaje apareciera con un piercing. Y sí, he dicho inri.

Imágenes: 1. Botero. 2. Dalí. 3. Buñuel (Nazarín). 4. Joaquín Urías (montaje).

23 pensamientos en “¡Menudo Cristo! ¿Qué hacemos con el delito de blasfemia?

  1. Sigue iluminando con tu saber toda esta intolerancia, tengo 55 años y creo que el reaccionarismo” está muy arraigado. Él” lo dejó todo atado y bien atado,sobre todo en tú ámbito profesional. Un saludo

    • Dentro del cine porno existen innumerables películas porno en el que el “sagrado” Batman practica actos hetero u homosexuales, de tal manera que los seguidores del batmanismo (una nueva religión en Inglaterra que está inspirada en los cómics del más que famoso personaje del hombre murciélago) bien pudieran sentirse “ofendidos” ante tal blasfemia. Y si vivieran en estas siempre tan particulares tierras hispanas, en donde los creyentes tienen demasiada sensibilidad y los jueces aplican con rigor leyes medievales, bien pudieran conseguir que los directores, productores y actores porno que tan ofensivamente tratan al justiciero murciélago acabaran con sus huesos en la cárcel o tuvieran que pagar multas y costas judiciales por su más que osadas blasfemias. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2018/02/condena-judicial-por-ofender-batman.html

  2. Lo de la justicia de este país es, valga la redundancia, de juzgado de guardia ya que mientras se puede insultar y hasta amenazar de muerte a cualquier persona, siempre y cuando sea por ejemplo un homosexual, un ateo, un sindicalista, un político de izquierdas y hasta familiares de víctimas de atentados terroristas yihadistas, sin embargo la más mínima ironía o crítica hacia el nacionalcatolicismo filofascista hispano acaba en condena judicial. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2018/02/espana-cada-vez-mas-cerca-de-una.html

    • estoy de acuerdo en cuanto a que esto no debería de ser multable, pero no deja de ser una falta de respeto a los que procesamos esta religión. este montaje y toda la campaña que se esta haciendo en redes sociales contra la hermandad, que no contra la instancia judicial que ha emitido esta sentencia. Eso si las amenazas y los insultos a homosexuales, victimas del terrorismo y políticos en redes en mi opinión si deberían de ser sancionables.

      • Quizás a la hermandad le bastaría reconocer que sacó la cosa un poco de quicio. Seguir con su vida, rutina y creencias y en paz. Todos alguna vez hemos visto, oído o leído cosas que no van acorde a nuestras creencias y nos pueden parecer ofensivas. Se puede entrar a debate o pasar y seguir nuestra vida. Pero claro, si hablamos de poder, que es lo que pasa en España con la fe católica, la cosa cambia.
        Repito, quizás basta con reflexionar un poco, ah no! Que se cuestiona el poder.

      • pues yo en cambio creo que toda idea que emana de la consciencia de un ser humano (y cualquier religion como ente abstracto/reflexion/idea lo es, cualquiera), es susceptible de ser analizada, caricaturizada, plastificada y puesta en lonchas si es necesario para que cualquier otro ser humano libremente pueda analizar dicho acto…
        Hoy toca a Cristo, a Mahoma y al sursum corda… mañana saldrá cualquier iluminado con poder que venerará a las alcaparras frescas y NADIE podrá mofarse de las alcaparras… pues no, majete!! asiiii, NO!!.
        Lo coges por donde voy? que no te gusta la caricatura de tu Cristo… pues pasa la pagina, el canal o lo que tengas a mano.

      • Fernando quien denunció fue la Hermandad, aunque ahora le ha salido el tiro por la culata ya que si les “ofendía” una foto ahora hay miles por toda la web. Pero volviendo al tema central, el ofenderse por una burla a un trozo de madera que representa una figura inventada sólo demuestra el bajísimo nivel intelectual de los creyentes. Es algo similar a si los seguidores de Batman y Superman se “ofendieran” porque hay una película porno en la que mantienen relaciones sexuales.

  3. El delito de blasfemia está, en nuestro país, por encima del derecho a la libertad de expresión y a la libertad de conciencia.
    El problema persiste porque, desde la Transición, se mantuvieron unos privilegios de la Iglesia Católica claramente inconstitucionales y heredados de la dictadura franquista. El poder judicial y sus órganos rectores no tuvieron la necesaria transición que, mejor o peor, tuvieron los demás poderes del Estado; y así nos va: Jueces trabucaires que anteponen sus creencias religiosas a la honestidad y equidad de su trabajo, y políticos rastreros (me refiero al PP y, en menor medida, al PSOE) que fagocitan la independencia del poder judicial.

  4. Sres. juez y fiscal, si se descubre una imagen de Jesús, contemporánea de aquella semana santa de 33, que nos recuerda más al joven jienense que al de la cofradía ¿cómo va ha recompensarle de esta condena?

  5. Pues a mi me parece una falta de respeto, y con estas cosas se fomenta el odio. Parece mentira que el que a escrito este artículo, sea profesor de derecho constitucional. Parece mentira!!

    • A mí, particularmente me ofenden las procesiones, y no voy a demandar a nadie. Considero que me faltan al respeto, pues soy ateo, pero no voy a imponer a nadie mis ideas.

    • pues con tu pensamiento y escribiendo “a” del verbo “haber” sin hache (has puesto “a escrito este..”) creo que te has (con hache) retratado…
      que no te gusta que me cague en Dios o en Mahoma o en Elsa Pataky… pues pasa palabra y sigue tu vida.. Nadie te incita con mi frase a que mates o esclavizes a nadie… y eso sí estaría perseguido.. Por citarte un ejemplo:
      Si yo te digo ahora: “mata a ese cura pedófilo-follaniños…” te estaria incitando a la violencia… y eso seria punible, incluso a pesar de que haya cientos y cientos de curas pederastas que oculta la Santa Madre Iglesia Catolica Romana… lo coges ahora? Para eso están los jueces, si es que alguno se atreve a ir en contra de esa institucion. claro!!… para juzgar y sentenciar.. lo que hacen en Spañistan es otra cosa, pero no es el debate… o si??
      Haber con hache

  6. La transición democrática dejó sin tocar los privilegios de la iglesia católica y de los católicos en el ejercicio de funciones publicas. Los jueces y fiscales deberían de saber que tienen que dejar sus sentimientos religiosos a la hora de enjuiciar este tipo de delitos y otros hechos jurídicos. ? puede un juez o fiscal ultracatolico juzgar o informar en un asunto que verse sobre materias que afecten a su religión¿ ? no debería existir un deber de abstención por interés directo en el asunto¿

  7. Es una lástima que no se puedan subir imágenes en este eesspacio. Tengo una que capté de El Pais a finales de los 80 o por los 90. No recuerdo bién. El reportaje iba sobre la publicidad de los años cincuenta. Entre preciosas imágenes de Flex, y chupetes, había una que yo conocía muy bien. Se trata de un cristo crucificado; el fondo negro y la cruz y la imagen de Jesus en blanco con sus grises. La típica imagen del Jesús en la cruz. Lo que la hace diferente es que el aura blanca alrededor de la cabeza del crucificado y debajo del INRI es muy amplia es una aspirina. Abajo a la izquierda, al lado de los pies clavados, en la postal, pues se trata de un anuncio, tiene la siguiente leyenda: “Tabletas Bayer de ASPIRINA. El mejor remedio contra la gripe, resfriados, reumatismo, dolores de cabeza y de muelas”. Al otro lado de los pies clavados, a la derecha, tiene la siguiente leyenda: ” Para enterarse de las particularidades de esta imagen leánse las observaciones al dorso”. Y sigue un circulo en el que aparece la palabra BAYER de arriba abajo y de derecha a izquiera, es decir la marca. Recuerdo perfectamente que el tamaño de esta cartulina era el de una postal, y en los años cincuenta, cuando yo era muy pequeño, estaban depositados montoncitos de tales postales en el mostrador de la farmacia de mi pueblo. A la botica acudía diariamente las mujeres a compara medicinas, y los niños a comprar un poco de magnesia para tomarla untando en el polvo una tableta negra de regaliz que chupábamos. Eran años de catolicismo fuerte, y las clientas más católicas pasaban allí cierto tiempo charlando con la mujer del farmaceútico que tambienera muy devota. A nadie se le ocurrió montar un cristo; es más la sensación que guardo es que aquella propaganda era considerada eso mismo, una ocurrencia publicitaria. La corona de espinas, el dolor de cabeza de Cristo y el remedio: la aspirina Bayer. ¿Qué está pasando que todo el mundo se ofende por un quítame de allá esas pajas?

  8. Sorprendente como se condena un simple acto de libertad de expresión…….resultado de una transición mal ejecutada y que mantiene excesivos tics de “nacionalcatolicismo” en determinados miembros de la judicatura española.

  9. Pingback: Madrid se sitúa en cabeza de Europa, solo por detrás de la | ONG AFRICANDO SOLIDARIDAD CON AFRICA

  10. todavía no he sabido de ninguna sentencia condenatoria de las aberraciones
    que no paran de soltar los jerarcas de la iglesia contra los homosexuales,
    disculpando las violaciones,y comparando el aborto con el holocausto entre
    otras. Y todo esto gozando de absoluta impunidad.Pero al mismo tiempo
    siguen intentando vender sus rancios dogmas y por supuesto no descuidan
    el enriquecimiento de la secta acaparando todas las propiedades que leyes
    propias de tiempos menos ilustrados les permiten.
    Lo que verdaderamente les pide el cuerpo a tan santos varones es el fuego
    purificador ,pero tienen que conformarse con que al chico de Jaèn le roben
    480 euros ganados vareando aceitunas.

  11. ¿Acaso alguien discute que la religión es una mentira y un engañabobos? Seguro que sí, me respondo. ¿No son de risa los dogmas de la Iglesia Católica? ¿Hay que respetar esas majaderías para que nadie se sienta ofendido? ¿Decir esto es delito?

  12. Hay personas a las que le pone la Inquisición. Habria que hacer una cata psicologica a ver que pasa aqui. , en España. Igual nos sorprenderiamos.

  13. Pingback: NACIONALCATOLICISMO Y CREACIÓN ARTISTICA: la censura de libros, cuadros y canciones; la represión de toda protesta. – Punto Crítico Derechos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *