La maternidad subrogada en España: un auténtico fraude de ley

Ana Valero

Maternidad subrogada o gestación por sustitución son dos términos empleados entre la comunidad científica y jurídica para referirse a lo que socialmente y sin eufemismos se conoce como “vientres de alquiler”, aunque yo prefiero hablar de “mujeres de alquiler”. Esta práctica que consiste en que una mujer gesta a un niño que será entregado con posterioridad a otra u otras personas, que pretenden convertirse en los padres de la criatura, está generando un acalorado debate en los últimos tiempos en España. Así, en los últimos dos años, a las voces académicas y científicas que se manifiestan a favor o en contra de la misma, se han sucedido propuestas concretas a nivel político pidiendo su regulación.

La maternidad por subrogación no está permitida en España, pues la legislación vigente establece la nulidad de los contratos que se realicen para dicho fin, dentro o fuera de sus fronteras por personas de nacionalidad española. Sin embargo, lo cierto es que las madres de alquiler son un hecho en España, pues los datos indican que los niños españoles nacidos a través de esta práctica se cifran en torno a los 1.000 al año en detrimento de la adopción internacional que ha descendido hasta un 70%, en el marco de los aproximadamente 20.000 niños que nacen mediante este método en el mundo, según la ONG suiza International Social Security.

Cabe señalar a este respecto que, preguntada la Dirección General de Registros y Notariado, dependiente del Ministerio de Justicia, sobre el número de inscripciones de niños españoles nacidos a través de esta práctica, nos ha dado una cifra mucho menor.

El recurso a las madres de alquiler se ha convertido en un negocio mundial que mueve millones de euros al año. El hecho de que en España no esté permitida esta práctica no disuade a sus demandantes, que ven cómo con teclear el término “maternidad subrogada” en Google pueden acceder a múltiples opciones para llevarla a cabo en el extranjero. Así, son innumerables las agencias españolas que ofrecen sus servicios en países donde la maternidad subrogada está permitida. Basta con entrar en la web de algunas de ellas para ver cómo las tarifas varían en función del país por el que se opte para llevarla a cabo. Las cifras oscilan entre los 120.000 euros si la subrogación se lleva a cabo en Estados Unidos, y los 40.000 si se realiza en Ucrania, Georgia, México, Tailandia, Karzajistan, India o Nepal, pasando por los 80.000 de Rusia o Grecia. Pero, quizás, lo más llamativo es que estas agencias ofrecen sus servicios incluso en países como Canadá, cuya legislación sólo permite la maternidad subrogada de tipo altruista -es decir, sin contraprestación económica para la madre gestante-, por el módico precio de entre 80.000 y 90.000 euros.

La situación jurídica de la maternidad subrogada en el mundo

La maternidad subrogada está permitida en algunos estados de Estados Unidos como Arkansas, California, Connecticut, Dakota del Norte, Delaware, Distrito de Columbia, Florida, Illinois, Maine, Nevada, Nuevo Hampshire, Oregón, Texas, Utah y Virginia Occidental, ya sea por ley expresa o por jurisprudencia. También, países como Rusia, India, Ucrania, Georgia, Armenia o Tailandia, permiten o han permitido hasta fechas muy recientes acudir a esta técnica a título gratuito, o a cambio de contraprestación económica, que es lo más habitual. Algunos de estos países han modificado recientemente sus legislaciones ante el “efecto llamada” que el carácter benévolo de sus legislaciones estaba provocando, optando por normativas más estrictas o por la prohibición total.

Los países que han modificado su legislación en esta dirección son India -que hasta la fecha estaba a la cabeza a nivel mundial por el número de niños gestados dentro de sus fronteras-, Nepal, Camboya, Tailandia o el Estado de Tabasco en México. Estos Estados han adoptado soluciones diferentes que van desde prohibir la contratación de mujeres de su nacionalidad a los extranjeros, a exigir la residencia de al menos uno de los miembros cuando los contratantes son una pareja.

Con respecto a Rusia o Ucrania, debe tenerse en cuenta que sus legislaciones excluyen la capacidad de contratación a los homosexuales o a las personas solas.

En segundo lugar, nos encontramos con algunos países europeos como Reino Unido, Dinamarca y, recientemente Portugal, y otros como Canadá que admiten la maternidad subrogada sólo en caso de que se realice altruistamente, es decir, que la gestante no obtenga un beneficio económico ni que el proceso se desarrolle como una actividad comercial que permita el lucro.

Y finalmente, nos encontramos con un tercer grupo de países que prohíben expresamente cualquier contrato de maternidad por sustitución, tanto comercial como altruista, entre los que se encuentra España, la mayor parte de países europeos, como Austria, Italia, Alemania, Hungría, Islandia o Serbia, ciertos Estados de EEUU o Hong Kong.

Un dato imprescindible a tener en cuenta, a efectos de entender la problemática del alquiler de la capacidad reproductiva de otra persona para acceder a la maternidad/paternidad, es el hecho de que, incluso en los países donde esta práctica es legal, sus ciudadanos realizan el proceso mayoritariamente en países en vías de desarrollo donde las condiciones son más laxas y las tarifas mucho más reducidas, lo que genera un auténtico “turismo reproductivo”. En este sentido es significativo el caso de Reino Unido, donde se da la paradoja de que, a pesar de permitir la subrogación altruista, es el país europeo que se encuentra a la cabeza en la contratación de mujeres para dicho fin en el extranjero, principalmente en India, Tailandia y, en menor medida en Estados Unidos.

Este hecho evidencia que la “maternidad altruista” es un mito que legitima y encubre el auténtico negocio a nivel mundial -principalmente para los agentes intermediarios- que supone la comercialización del cuerpo de mujeres en clara situación de necesidad económica y social.

En este sentido es especialmente esclarecedor el Informe elaborado en 2012 por el Centre for Social Research de India, bajo el título Surrogate Motherhood. Ethical or Commercial. En él se indica que: las madres gestantes carecían mayormente de formación, por lo que quedaban al albur de lo que las clínicas o agencias que las contrataba les dijera acerca de los riesgos del proceso y que, la práctica totalidad de las cien madres subrogadas entrevistadas, declararon haberlo hecho por su situación de pobreza.

Esta realidad evidencia que cabe cuestionar profundamente uno de los principales argumentos en los que se basan los partidarios de esta práctica. Ellos afirman que la legitimidad de este tipo de contratos pivota sobre la autonomía de la madre gestante. Sin embargo, procede plantearse si la libertad de decisión de la gran mayoría de mujeres firmantes de este tipo de contratos, que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad socio-económica, no se ve viciada por dichas circunstancias vitales, lo que genera una auténtica explotación reproductiva.

A ello cabe añadir que la práctica evidencia que son muchos los derechos y bienes jurídicos que pueden verse vulnerados por este tipo de contratos:

Así, se ha documentado el abandono de niños cuando la mujer gestante ha dado a luz a gemelos; cuando el número de fetos ha excedido del deseado por los contratantes; en el caso de que el niño nazca con algún tipo de enfermedad, como evidencia el triste caso del célebre baby Gammy -en el que los contratantes se llevaron al niño sano y dejaron a su gemelo con síndrome de down con la madre gestante-; o por el mero hecho de que el niño no resulte ser del sexo deseado por aquellos.

Por otro lado, han sido documentadas prácticas que indudablemente afectan a la dignidad y a la integridad física y moral de las madres gestantes pues, como señala el llamado Informe Wendel –Informe del Comité de Bioética de España sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada– de 19 de mayo de 2017, es común que las agencias que median en este tipo de contratos intenten atraer la demanda ofreciendo una amplia gama de posibilidades de elección para los contratantes relacionadas con las características de la gestante, el seguimiento del embarazo, la modalidad de parto y, por supuesto, las características del niño. Así, en las páginas web de estas empresas se garantiza la posibilidad de elegir donantes de óvulos caucásicas, cuyas características fenotípicas podrán ser conocidas mediante fotografías; la posibilidad de elegir el sexo del niño; o se les atribuye la decisión acerca del número de embriones (entre uno y tres) que se implantará a la gestante.

Como señala el Comité de Bioética español, cada vez que se realiza una implantación es necesario someter a la gestante a la estimulación hormonal con consecuencias negativas para su salud. Y, lógicamente, las tasas de éxito de estas mujeres dan lugar a una “selección natural” entre ellas: las que consiguen mejores tasas de implantación estarán más cotizadas mientras que las que resulten menos “productivas” tenderán a quedar al margen del mercado. Las agencias garantizan que los contratantes conozcan la evolución médica del embarazo e incluso que acudan a los controles médicos de la embarazada; se asegura que la gestante será una mujer joven, en buen estado de salud y psicológicamente preparada para no generar vínculos afectivos con el niño que gestará; y, lo habitual es que en el parto se emplee la cesárea porque de este modo el niño corre menos riesgos y reduce las posibilidades de que la gestante cree vínculos afectivos con él. Por otro lado, la posibilidad de que los contratantes mantengan contacto con la gestante tras el parto se deja en manos de aquellos, que deciden unilateralmente si quieren mantenerlo o prefieren ocultar los orígenes de la gestación al niño.

España: un auténtico “fraude de ley”

Como se decía al inicio de este artículo, la maternidad subrogada no está permitida legislativamente en España porque contradice su orden público, de modo que los contratos celebrados para dicho fin son nulos de pleno derecho según lo dispuesto por artículo 10 de la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida de 2006. Sin embargo, la realidad demuestra que la realización de este tipo de contratos en el extranjero se lleva a cabo por ciudadanos españoles de una manera creciente.

Preguntada la Dirección General de Registros y Notariado del Ministerio de Justicia -que es el órgano a quien corresponde fijar las directrices de actuación de los Registros civiles y consulares españoles- en relación con la postura que mantiene frente a este tipo de contratos, su respuesta puede resumirse como sigue:

La Dirección General de los Registros y del Notariado ya se pronunció sobre la gestación por sustitución en los casos internacionales a través de la “Instrucción DGRN de 5 octubre 2010 sobre régimen registral de la filiación de los nacidos mediante gestación por sustitución”.

En ella se indicaba que era posible trasladar al Registro Civil español la filiación (declaración de paternidad/maternidad) de los nacidos en el extranjero a través de gestación por sustitución tal y como había sido acreditada en el extranjero. Para ello es preciso presentar ante las autoridades españolas una sentencia o resolución judicial extranjera que acredite dicha filiación y que se compruebe que la mujer gestante renunció, mediante su libre consentimiento, a su patria potestad, y que quede claro que el menor no había sido objeto de comercio. Considera la Dirección General que esta Instrucción sigue estando vigente en el ordenamiento jurídico español, y que a ella se deben acoger los encargados de los Registros civiles y consulares para proceder a la inscripción de los niños nacidos por contrato de maternidad subrogada. Lo que significa que los Registros españoles están procediendo a la inscripción de niños nacidos en el extranjero por contratos de maternidad subrogada como regla general.

Pues bien, el lector debe saber que el hecho de que la Dirección General de Registros y Notariado siga remitiéndose a día de hoy a esta Instrucción del año 2010 evidencia que el máximo órgano administrativo en España encargado de la filiación desatiende lo dispuesto por las sentencias del Tribunal Supremo español y, más recientemente, del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la materia. Obviando, de este modo, que en un Estado de Derecho los órganos administrativos se hallan vinculados por la doctrina de ambos Tribunales.

La sentencia del Tribunal Supremo español a la que la Dirección General de Registros y Notariado parece no sentirse vinculada es la de 6 de febrero 2014, en la que se enjuiciaba la pretensión de un matrimonio formado por dos varones españoles de que se inscribiese en el Registro Civil Consular español de Los Ángeles (California) el nacimiento de dos niños gemelos por medio de maternidad subrogada. La filiación de los menores había sido determinada a su favor por sentencia de un tribunal californiano de conformidad con su Código Civil de Familia. El matrimonio pretendía que se reconociera dicha filiación en España, pero el Registro Consular español denegó la inscripción acogiéndose a la nulidad del contrato de gestación por sustitución en España.

Llegado el caso a la máxima instancia judicial española, el Tribunal Supremo, éste afirmó que inscribir el nacimiento de los gemelos en el Registro Civil infringía el orden público internacional español, en el que se incluyen valores tan importantes como la autonomía y la dignidad de la madre gestante y el respeto a su integridad física y moral.

Los pretendidos padres aspiraban a que se reconociera a su favor la paternidad de los menores en virtud del interés superior de estos, que en caso contrario se verían, según su criterio, en una situación de desprotección. Sin embargo, el Tribunal Supremo afirmó que la satisfacción del interés superior de los menores no es un principio que pueda conseguirse infringiendo la ley pues ésta protege otros bienes jurídicos fundamentales que también resultan involucrados como el del respeto a la dignidad y la integridad moral de la mujer gestante, el de evitar la explotación del estado de necesidad en que pueden encontrarse mujeres pobres, o el de impedir la mercantilización de la gestación y la filiación.

Y señaló como medidas alternativas para evitar la desprotección de los menores, la posibilidad de que reclamase la paternidad aquel miembro de la pareja que había aportado sus genes al embarazo y, para el caso de que ninguno de ellos fuese padre biológico, la opción del acogimiento familiar o la adopción.

Esta doctrina del Tribunal Supremo español ha sido recientemente avalada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en su Sentencia de 24 de enero de 2017, en el caso Paradiso y Campanelli contra Italia. En este caso, se trataba de un matrimonio italiano que contrató una maternidad subrogada en Rusia. Tras el nacimiento, el bebé fue inscrito como hijo de ambos en aquel país. Al regresar a Italia con el niño, las autoridades italianas se negaron a realizar la inscripción de la filiación a favor del matrimonio debido a la nulidad de este tipo de contratos en Italia y el niño fue dado en adopción a otra familia.

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dicho a este respecto que “no se puede establecer la existencia de unos lazos familiares que deban ser protegidos por el Derecho cuando esos lazos se han constituido en violación de la ley”, como en este caso. Además, ha señalado algo muy importante a efectos de interpretar correctamente el pretendido “derecho a la reproducción” en el que se basan la mayor parte de los defensores de la maternidad subrogada:

“no existe un deber del Estado de proteger el mero “deseo” de constituir una familia, con independencia de la forma en la que este propósito se lleve a cabo. No existe un derecho a la maternidad/paternidad basado en la mera voluntad o en la proyección de la autonomía y del desarrollo personal”.

En los votos concurrentes de algunos de los Magistrados de la Corte se afirma expresamente que la maternidad subrogada, “sea remunerada o no, constituye un trato degradante tanto para la gestante como para el niño, pues implica una drástica ruptura del vínculo único que se crea entre ellos ya que la medicina moderna ha proporcionado evidencias que demuestran el impacto determinante del periodo prenatal para el posterior desarrollo del ser humano”. Con el añadido, sostienen los jueces, de que “la maternidad subrogada, en todas sus modalidades, es contraria a la dignidad humana porque trata a la gestante y al niño como medios al servicio del cumplimiento de los deseos de los contratantes, y no como fines en sí mismos”.

Otro voto concurrente, el del juez Dedov, es especialmente interesante en la medida en que aborda el problema de la maternidad subrogada desde una perspectiva global. Según su parecer, “dicha cuestión está estrechamente ligada a un problema global de discriminación social y de desigualdad pues tiene lugar mayoritariamente en países pobres, empleando como gestantes a mujeres pobres. Por eso, se trata de un problema que conlleva un gran desafío para las naciones europeas, pues implica optar entre permitir o no que el cuerpo humano se convierta en un producto de mercado; entre permitir o no que mujeres vulnerables y sin formación opten por la explotación de sus cuerpos; y escoger entre crear una sociedad dividida entre naciones desarrolladas y naciones en vías de desarrollo”.

A la vista de estos dos pronunciamientos, en los que tanto el Tribunal Supremo español como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos mantienen una postura claramente contraria al reconocimiento de la maternidad subrogada, cabe preguntarse por qué la Dirección General de Registros y Notariado española afirma que sigue vigente la Instrucción del año 2010, que permite la inscripción de los niños nacidos por esta práctica. Pues es evidente que está actuando en contra del marco legal vigente y de la interpretación que del mismo ha hecho la máxima autoridad judicial en España avalada, a su vez, por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Se está produciendo, por tanto, una auténtica alteración del Estado de Derecho por vía administrativa y de hecho. Prueba de ello es que las agencias mediadoras llevan dos años, el 2017 y 2018, organizado una feria en España para promocionar sus servicios. Ello implica que han obtenido el correspondiente permiso administrativo y que hacen publicidad con total impunidad -tanto en dicha feria como en Internet- de una actividad que implica la celebración de contratos que son nulos de pleno derecho en nuestro ordenamiento jurídico y que pueden llevar aparejada responsabilidad jurídica.

De hecho, el juego es el siguiente: las agencias ofrecen este tipo de servicios bajo la apariencia de una total normalidad, afirmando que no existe problema legal alguno -yo misma lo he constatado haciéndome pasar por una posible futura clienta- y promueven que los solicitantes contraten sus servicios en países donde se les va a reconocer la filiación, sin importarles la prohibición vigente en el Estado español. Y, cuando estos vuelven a España con el niño fuerzan, con la connivencia de las autoridades administrativas españolas, el reconocimiento de esa filiación en España apelando al interés superior del menor.

Estamos, en consecuencia, ante un auténtico fraude de ley auspiciado desde el Ministerio de Justica. Poca broma…

73 pensamientos en “La maternidad subrogada en España: un auténtico fraude de ley

  1. Buenas tardes,
    Lo primero que debería de repensar es respecto al concepto que alude: “mujeres de alquiler”. Básicamente, porque los seres humanos, sean hombres o mujeres no se alquilan. Es una idea bastante absurda. Si se molesta en hablar con cualquier gestante de EEUU, por ejemplo, (por citar un país con legislación garantista al respecto) se dará cuenta de que son mujeres que acceden al proceso libre, informada y voluntariamente y que, además, han completado sus familias. Les mueves un interés solidario.

    Respecto al número de niños inscritos es cierto lo que dice, pero en parte. En los consulados se inscriben los niños que provienen de países donde existe un proceso de Gestación Subrogada, donde además, existe una sentencia judicial, lo que permite su inscripción. De los países donde esa opción no es posible, por tanto, no hay datos. Moraleja: hable usted con asociaciones como Son Nuestros Hijos, que le indicará las familias que hay inscritas porque a asociaciones como esa llegan muchas parejas infértiles (en su mayoría heterosexuales) que necesitan asesoramiento sobre el proceso y para ello se hacen socias.

    Habla usted de los precios de los procesos. Si hubiera intentando ser un poco más sincera con sus lectores hubiera podido decirles que en Canadá, país al que usted hace referencia, cuesta alrededor de 80.000€, pero que estos son todos dedicados a abogados y gastos médicos (que por cierto, en estos países hay que pagarlos por la inexistencia de sistemas de salud públicos).

    Por otro lado, es una vergüenza que hable de los tratamiento hormonales como algo perjudicial para una mujer. A no ser que intentemos decir que deberíamos de decirles a todas las mujeres españolas que van a una clínica de fertilidad que deberían de dejar de hacerlos porque las hormonas las matan. Médicamente estas afirmaciones no tienen absolutamente ningún sentido. Y desde mi punto de vista menos, tengo amigas que se han sometido a ellos para ser madres y ninguna ha sufrido ningún daño.

    En definitiva, su artículo tiene más agujeros que otra cosa y debería de, no solo hablar desde las posiciones de sus amigas las feministas (que por otro lado no saben de que va esto del “vientre de alquier”), sino además, con personas que han pasado por un proceso de Gestación Subrogada. Esto, seguramente, le haría poder valorar ambas visiones y hubiera evitado escribir tal pseudo artículo que no se sostiene y que ni por asomo, trata de describir la realidad, sino más bien, deformarla hasta límites insospechados.

    • Estimado señor, voy a tratar de contestar sus afirmaciones una por una:

      1. Lleva usted toda la razón en cuanto a que las mujeres no deberían ser objeto de un contrato de alquiler (que es lo que son los contratos de maternidad subrogada) pues como dice nuestro Código civil las personas no pueden ser objeto de comercio, solo las cosas.
      2. Usted habla de Usa como país donde este tipo de contratos tienen todas las garantías pero imagino que intencionadamente no menciona los paises en vías de desarrollo de dónde provienen la mayor parte de los niños…evidentemente las garantías son deficientes además de poco conocidas porque los contratantes nunca ven las cláusulas a las que se somete a más mujeres por parte de las agencias.
      3. No se olvide q con independencia de q en algunos estados de Usa la maternidad subrogada sea legal, donde no lo es es en España. La sentencia q usted menciona fue modificada por otra posterior del Tribunal Supremo (que es la que yo cito en mi artículo) en la q se dice claramente que este tipo de contratos son nulos de pleno derecho por vulnerar derechos fundamentales de las mujeres.
      4. Basta con consultar a cualquier ginecólogo para comprobar que la hormonación previa a cualquier técnica de reproducción asistida incide en la salud de la mujer. No sea demagogo y no apele a la muerte como límite al que no se llega con ello, faltaría más…
      5. La rigurosidad de mi artículo no pasa por la defensa de los argumentos de nadie sino que se basa en una perspectiva jurídica basada en los derechos fundamentales.
      Le pediría que cuando rebata datos, lo haga con la honestidad que dan los datos y no las meras opiniones y descalificaciones
      Gracias

    • Lo que usted dice, estimado señor, carece de sentido. Si alguien desea fervientemente ser padre, hay muchos niños en adopción por el mundo. El problema son los trámites y los plazos. En el vientre de alquiler se espera menos de un año. En la adopción la espera es mucho más larga. Ser padre no puede limitarse a un problema de urgencia y a las prisas del mundo occidental. Sobre el problema hormonal, olvida usted un pequeño detalle: quien sufre el problema no es la madre del niño (como ocurre con quien se somete a un tratamiento contra la infertilidad) sino una persona que, en países poco desarrollados (o en la magnífica EE.UU.) carece de recursos para seguir el tratamiento que le garantice no sufrir secuelas. En España nuestro sistema de salud protege a quien se hormona. Afortunadamente. Usted no ha leído el artículo: lleva la mente preconcebida porque posiblemente es miembro de una asociación o ha llevado a cabo una actuación de viente de alquiler. Si es capaz de asegurar que en todos los casos (o en una mayoría aplastante del 80 o 90%) no hay “compensación económica” a la madre ni “emolumentos para los intermediarios” sino que son todos “gastos de abogados y médicos”, es decir, estamos ante una auténtica gestación altruista, entonces y sólo entonces podría tener algún sentido lo que usted dice. Pero usted mismo sabe positivamente que no es así. E incluso aunque lo fuera, ¿no es más cruel traer una nueva vida al mundo en lugar de cuidar las que ya están aquí? ¿O es que la maternidad/paternidad se limita a los bebés recién nacidos? Por cierto, es indiferente que las parejas sean heterosexuales, homosexuales o que sean familias monoparentales. Esto vale para todo el mundo.

  2. desde una posición coincidente y contraria al alquiler de mujeres, me gustaría precisar que la nulidad del contrato de subrogación no es exactamente una prohibición, sino que tal contrato no puede hacerse valer en sede judicial, es decir, es como si nunca se hubiera firmado (nullo ipso iure). Por otro lado, y dado que no lo prohibido esta permitido, nada impide que esta práctica pueda darse sin contrato y sobre la base de promesa futura sin respaldo jurídico, de igual forma que la compraventa de un producto delictivo se puede producir aunque el comprador no pueda hacer valer derecho alguno en tribunal. De aquí que sea precisa la prohibición expresa

  3. Teniendo en cuenta el punto de vista biológico las necesidades en la vida de cualquier ser vivo son: nacer, nutrirse, crecer, reproducirse y morir.
    Partiendo de ahí es normal que la gente prefiera tener un hijo con su carga genética.
    El problema de las adopciones es que:
    Son largas, son costosas, muchas veces los padres biológicos reclaman a su hijo y por tanto los padres adoptivos quedan con un desembolso importante y destrozados emocionalmente, además de esto muchas adopciones acaban devolviendo al niño devuelta al centro de adopción, ya que en muchos casos vienen con traumas y desequilibrios importantes, y la situación se hace insostenible, imagínate que te dan en adopción a un adolescente con el cual tienes 0 lazos afectivos y 0 autoridad… La situación se hace insostenible y más paciencia que tienen esas personas que aguantan el trámite de la adopción no la tiene nadie.

    Por ello la conclusión de adoptar no es tan factible muchas veces y la gente se lo piensa dos veces.

    Hay familias/amigos que tendrían 100% un hijo por otra persona de forma 100% altruista, también personas desconocidas lo harían de forma 100% altruista, al igual que hay gente que es donante de órganos en vida sin necesidad de llegar a un acuerdo económico con desconocidos.

  4. ¿Tiene el recien nacido el derecho a conocer su origen real?, esto es no sólo el genético, pues se supone siempre que hablamos de implante de un zigoto de sus futuros padres legales, si no derecho a conocer la trazabilidad total de su gestación, tengo entendido que todos los datos sobre la madre gestante se borran conscientemente y de un plumazo por razones únicamente económicas, para evitar reclamaciones en el futuro, no debe olvidarse que estos procedimientos los comenzaron a utilizar capas de la sociedad de un alto nivel económico como grandes actores, deportistas, etc. de todos conocidos.

  5. Sólo las personas que pasamos por un proyecto como éste sabemos lo que conlleva. Salir a la calle y ver como la sociedad te critica diciendo que no es natural y que hemos creado un monstruo. Pero cuando estás en ello y llegas a la clínica y expones tu problema, te sientes en familia, eres una más en las listas de todas aquellas parejas que no han tenido suerte y que no han podido tener hijos de forma natural. Así me sentí yo en Ucrania, me trataron súper bien y la verdad es que he aprendido con el tiempo a pasar de los comentarios insulsos de la sociedad. Mi hijo es feliz y yo más al verle a él. Y eso es lo que cuenta… Le doy las gracias a Ucrania por legalizar la subrogación y por hacernos felices. .

  6. No comprendo porque nos están criticando a las personas que hemos acudido a ello porque a no les guste. Es más diría que las instituciones públicas están dejando de trabajar en algo que podría ser maravilloso. Antiguamente como se dice esto no pasaba y era porque para entonces los niños eran entregados a familias que ardian en deseos de poder tener un hijo y cuidarlo como tal. Nada tiene que ver ésto con la esclavitud, aquí las mujeres que gestan o mejor dicho, las gestantes, van de forma voluntaria.. y en Ucrania donde yo fui madre subrogada tienen que pasar exámenes muy críticos para poder ayudar a los demás. Nadie tiene hijos por obligación, estamos en el siglo XXI, y eso implica que la mujer hoy en día tiene poder de decisión y libertad en sus actos. .

  7. Para mí es algo que me llena de orgullo ya que yo también he sido madre subrogada. Tengo claro que valoro muchísimo que seamos sensatos cuando ponemos la mano en el corazón y contamos que no descartamos la adopción pero que sinceramente, nos rendimos ante tanto tiempo de espera. Estoy de acuerdo cuando dicen que hay gente muy buena por el mundo dispuestos a adoptar incluso a niños con discapacidades. Creo que la maternidad subrogada ha surgido para solucionar todo aquello que la adopción deja de la mano de dios, y creo que ha sido lo mejor. Hay personas que desde que nacen tienen el sentimiento de reproducirse y actualmente no deberíamos plantearnos ningún impedimento. Abogo por la subrogación, pronto la sociedad irá entrando en razón cuando se haga legal. Confío en ello. .

  8. Así debe de ser, no se debe prohibir algo que no es malo para los demás. ¿Porqué tanta critica?. Después de vivir mi experiencia en Ucrania como madre subrogada.. creo que la mayoría de las veces que la sociedad juzga éste método de reproducción asistida viene por la falta de información enome que se tiene sobre el tema. Yo soy la primera que reconoce que por mucho que se lea no es suficiente. Yo apenas conocía nada sobre la subrogación y hasta que no me puse en contacto con las clínicas no pude valorar y entender lo que realmente es. NO es malo para nadie, ni tampoco es la fomentación de un Negocio cuyo objetivo es económico. Me informé, solicité una cita y viajé a UCrania para poder hacer un recorrido a mis miedos y eliminarlos. Efectivamente, decidí ser madre allí… y todo fue sobre ruedas. Ojalá cambié el pensamiento de la sociedad y se olvide el juzgar sin conocer. .

  9. Los únicos problemas que recaen sobre la maternidad subrogada es que la sociedad no lo acepta y muchas veces es porque no han pasado por una situación parecida o incluso, porque se dejan llevar por comentarios que no son reales. No puedo afirmar que todas las clínicas que se dedican a éste método de reproducción asistida sean buenas y legales, pero si que sé, que cuando se habla de Ucrania no hay que tener miedo. Yo personalmente he sido madre allí. Recuerdo cuando mire las clínicas de allí para comparar, que en EU si una gestante no quedaba embarazada a la primera, cada intento se cobraba a mayores. En Ucrania no, a mi en Kiev, me dieron un presupuesto que apesar del numero de intentos de fecundación o del problema que hubiese no aumentaba. Gracias a su equipo soy feliz. Os recomiendo siempre apostar por lo conocido, y no experimentar.. al final la base de un buen embarazo subrogado es una buena clínica. .

  10. Totalmente de acuerdo con la decisión de no apoyar la maternidad subrogada porque creo que es lo peor que se ha podido crear para “solucionar” los problemas de infertilidad. Lo digo concienciado, porque se de primera mano que hay personas que recurren a éste método para no estropearse la figura y poder seguir triunfando en el mundo de la fama.. mientras se obliga a una mujer a gestar a su hijo durante 9 meses y que posteriormente van a quitarle de los brazos. No me parece justo. Estoy de acuerdo con todos los que intentan que no se legalice éste negocio anti natural. Yo pienso que de toda la vida ha habido otro tipo de métodos que han sido resolutivos; la adopción por ejemplo. No me parece que seáis sincer@s cuando contáis todas las experiencias que habéis tenido. Sino dieran niños adoptados no habría ninguno en las familias y las instituciones estarían llenas. Pero es mucho más cómodo lo otro. No puedo apoyar algo que nos perjudica. .

  11. Hola chicos, estoy bastante descontenta con lo que me ha ocurrido.. La verdad es que creo que la mayor parte de culpa la tengo yo por no haber hecho las cosas bien desde el principio… Creo que para este proceso lo más importante es informarse de las clínicas y de los servicios que dan las mismas.
    Cuando me detectaron mi enfermedad y la imposibilidad de gestar sabia que no podía quedarme en el intento de hacer mi sueño realidad. Ser madre era una cosa que tenia pensada desde muy pequeña porque amo a los niños, y poder criar y amar a mis propios hijos era la mejor experiencia que una madre podría tener en esta vida de verdad.. Sabia que eso no podía quedarse en un sueño más..
    La cosa es que acudí a la India… Me recomendaron una clínica de allá, pero desde ahora les digo que no se les ocurra ir allí. Mi experiencia ha sido malísima, muy mala… Me engañaron y encima cuando vi el trato que tenían las mujeres allí me avergoncé más de lo que había hecho… no vayan a un país si no están seguros que se hace de manera legal, de verdad,

    • El dolor que debes de sentir debe de ser muy grande.. Que pena que se den estas cosas de verdad.. ¿Como quedo al final la cosa en la India? Yo he oido hablar bastante mal de las clínicas y las agencias de alli. Claro esta que lo único que quieren en buscar y ganar dinero a costa de las familias que desesperadamente buscan tener una familia, y de las mujeres que están obligadas a realizar todo lo que los hombres le dicen.
      La verdad es que me da mucha pena la situación que tienen alli, porque ser mujer es ser una apestada y estar baja el yugo de un hombre que lo único que quiere es llenar su propio estomago.
      No se si has dejado de lado el tema de la maternidad subrogada por tu mala experiencia o no.. La verdad es que me daría mucha pena que fuera así, por eso te recomiendo Ucrania y si necesitas referencia de una clínica te hablo de la mía. Yo he tenido una muy buena experiencia con mi clínica. Siempre me han tratado bien y me han aconsejado en todo lo que he necesitado. Mi gestante siempre fue una chica muy atenta y me aconsejaba en todo lo que al embarazo y maternidad se refiere. Espero haberte ayudado,

  12. La verdad es que cuando vives una situación de infertilidad es muy difícil de llevarlo.
    Yo también he pasado por una situación así, y lo entiendo perfectamente. En mi caso, sólo miramos Ucrania y Estados Unidos y terminamos decidiendonos por la primera porque nos dió mucha confianza al mantener el primer contacto con la clínica. Cuando nosotros llegamos Ucrania lo primero que nos dijeron los profesionales de allí, es que tendríamos que acceder a que nos hicieran un chequeo para comprobar si existía algún tipo de problema fértil. Se está jugando con la vida de una persona, y eso es lo más sagrado. Yo doy gracias por todo lo que viví, porque no tuve ningún problema. El trato que recibí fue espectacular, me sentí como en una familia que siempre estaba preocupada por mí. Todo salió perfectamente y el resultado es que hoy somos padres de un bebe precioso. .

  13. Nos llevo varios años confirmar la imposibilidad de ser pareja fértil, y también aceptarlo con mi marido.
    En un viaje de negocios que realizo, hace ya cuatro años a Ucrania se topo con una publicidad, y nuestro instinto nos hizo contactarnos.
    La verdad que conocer a los profesionales de Bitexcom fue el mejor auxilio que la vida nos dio, nos sentimental muy bien atendidos desde un principio.
    Confirmar nuestros exámenes, elegir con prudencia y plena conciencia la madre portadora. Estar informados en todo momento de como avanzaba el embarazo.
    La contención frente a nuestros miedos y dudas, incluso el asesoramiento jurídico para evitar trastornos al volver a nuestro país, o sorpresas posteriores con la madre portadora.
    Saber que estábamos garantidos por la legislación de ese país en cuanto a la paternidad y todos sus derechos con nuestro niño ya nacido.
    No sentir jamas que eramos usados por un mero negocio, sino que recibíamos un prestación médica, la cual se paga como en cualquier lugar del mundo jamas me metió el prejuicio de “alquilar vasijas”, como esgrimen los hipócritas moralistas de mi país.
    En definitiva, hoy al acunar mi bebe en casa, solo despierta agradecimiento a todos, e invita a difundirlo, porque es nuestro derecho elegir como tenmos nuestros hijos,

  14. Considero que por un error no se tiene que clasificar o tachar a la subrogación en general de mala o de mal método. Yo creo que cada uno vivimos la experiencia de una manera diferente, al margen de las complicaciones que traiga o deje de traer. También considero que cuando uno escoge una buena clínica sabe a lo que se puede o no exponer, porque ella misma se encarga de explicarlo desde el primero momento. Me explico. Yo he sido madre subrogada en Ucrania y debo decir que para mí la clínica que escogí ha sido mi bendición y mi salvación. Eso sí, en ningún momento me ocultaron ningún tipo de información, ni se les ocurrió engañarme. Creo que esas malas experiencias que de las que se oye hablar han sido por una elección errónea que estoy segura que si se hubieran hecho en otro país y en otra clínica no hubiera sucedido. .

  15. Hola a todos. Claro que el asunto es muy serio y complicado pero depende mucho de un lado y posición que tomas, si tienes este diagnóstico tendrás otra opinión, diferente ya que lo necesitarás, es lógico. Gracias a Dios cualquier pareja infertil puede obtener la ayuda, para nosotros fue una bendición que encontraramos nuestra clínica a pesar de la distancia que tuvimos que viajar, lo más importante, me parece, el resultado positivo en final 

  16. Yo también estoy a favor de la maternidad subrogada, creo que es un método que ha surgido de mano de la ciencia para poder beneficiarnos a todas aquellas parejas que desde un primer momento hemos perdido la ilusión por la maternidad ya que nos han denegado cualquier tipo de solución. Me parece muy injusto que se nos critique por ser participes de éste proceso, ya que las parejas que tenemos que pasar por ello ya tenemos bastante sufrimiento con saber que no podemos hacerlo de forma natural como cualquiera. Yo acudí a Ucrania, ha sido la mejor decisión que he tomado. Claro que después de la experiencia que he vivido, volvería a repetirlo pero siempre sabiendo y teniendo la certeza de que la clínica es buena. He leído muchas experiencias y alguna de ellas ha resultado negativa por acudir a sitios dónde ni la gestante ni el proceso es legal. En Ucrania, mi gestante estuvo protegida por la ley en todo momento y debo decir que la estoy muy agradecida por dejarme compartir con ella nuestro embarazo. La clínica nos gestionó todo los papeleos y hasta los viajes y alojamiento. Algo que la verdad, nos preocupaba mucho. Os animo a ello, porque realmente a nosotros nos ha devuelto la felicidad. .

  17. Entiendo perfectamente tus emociones, Carmen, mi experiencia también me mostró que el método es uno de los más eficaces y los oponentes solo son la gente ignorante, lo más esencial es emociones que tienes pasando por este proceso. Nosotros con mi pareja optamos por Ucrania y desde el inicio todo parecía muy seguro, Biotexcom nos dio el mejor resultado que podría ser

  18. Hola amigos. Me pasó por acá para contarles mi experiencia y poner mi granito de arena para ayudar a entender la maternidad subrogada. Debo confesar que no estaba apenas nada puesta en el tema antes de que me enterase de mi infertilidad. Nunca estuve ni en contra ni a favor, porque creo que sin tener la información necesaria no se debería opinar. Cuando me detectaron la infertilidad creí entrar en un mundo de depresiones constantes del que no podría salir. La verdad es que la primera opción que me planteé fue la adopción, pero no salió bien.. no sé el motivo, quizá como a muchas de ustedes no me quisieron otorgar el derecho de ser mamá. Asíque me informé con la subrogación y después de mucho leer confié en un clínica que estaba en Kiev, en Ucrania, y todo ha salido fenomenal, mi hija es una niña preciosa, sana y que comparte nuestro ADN. Ese era uno de mis miedos, y la verdad que era absurdo. Os lo recomiendo, creo que es la mejor forma de poder ayudarnos a conseguir lo que queremos. .

  19. Me parece estupendo que cada vez se vaya legalizando y viendo de una forma más natural el tema de la maternidad subrogada. Sinceramente creo que muchas veces nos dejamos guiar por comentarios que no están basados en hechos reales o incluso en argumentos que no tienen fundamento. Yo que he sido madre subrogada, hablo desde mi experiencia. Puedo contar que la decisión de acudir a éstos métodos no me resultó fácil, puesto que es un tema que desconocía, pero una vez elegida la clínica y tras haber mantenido un contacto con ella me he quedado muy tranquila. Mi proceso se realizó en Ucrania, concretamente en Kiev y estoy la mar de contenta. No me espera un trato tan especial y tan atento, creo que son unos profesionales de los pies a la cabeza. Estaba preocupada porque tuve que salirme de mi país, pero allí me acogieron como una más y gestionaron todo mi proceso, pues alojamiento, viajes, comida, transportes.. etc, os lo recomiendo porque yo hoy soy feliz con mi pequeña Laurita. .

  20. Hola a todos, soy una de vosotras ya que tambien estoy muy a favor de la maternidad subrogada, este método de la reproducción asistida salvó mi vida y para mi esta cuestión es muy importante porque mucha gente no puede animarse de optar por este método y yo entiendo perfectamente por que. Cuando tuvimos el viaje a Ucrania para iniciar el programa de la subrogación en Biotexcom tambien teníamos muchos miedos y dudas pero los perdimos al conocer a nuestros especialistas allí, nos dieron garantías y nos calmaron un poco. Creo que cada pareja que ha optado por la subrogación se ssiente lo mismo que nosotros

  21. Buenos días a todos. Por razones médicas nosotros también nos referrimos a la maternidad subrogada para cumplir nuestro sueño de ser padres. Y aungue mucha gente no nos apoya, nos da igual lo que digan. Por que ninguno de ellos ha sufrido tanto como nosotros, pasando años y años realizando diferentes tratamientos, FIVs, inseminaciones, operaciones, abortos, y todo sin menor éxito. Nadia de ellos había sobrevivido este horrible período y no llega a entender que es real salvación para muchas parejas. Cuando nos enteramos de que existía esta posibilidad de tener hijos no dudamos y buscamos nuestro destino. Entre muchos países nosotros optamos por Ucrania y fuimos directamente con la mejor clínica de Kiev. A pesar de que tuvimos nuestros miedos al no entender como es el proceso, al estar en otro país, que habla otra lengua, tiene otra cultura, aki nos trataron estupendamente. En la clínica nos facilitaron todo, el alojamiento, la comida, traductores y los más importante la atención médica profesional que cumplió nuestro mayor sueño. Ahora somos padres de nuestra pequeña princesita gracias a Ucrania y a la ley que apoya a las parejas infértiles, tales como nosotras.

  22. Me adivinan mucho opiniones en contra ya que siempre me parecen totalmente sin algún sentido y razón de la gente ignorante, pero no hay que prestar mucha atención a esas personas porque si tienes el problema, debes solucionarlo lo pronto posible. Y en este caso nos ayudaron en Ucrania y nuestra clínica tomó todos tramites bajo su cuidado y eso lo más importante en todo el proceso ya que la espera puede ser muy dolorosa y si tienes mucho para preocuparte, no tendrás muchos fuerzas para todo aquello

  23. Nadie piensa que las parejas que acuden a la maternidad subrogada no lo hacen por algún capricho, sino por que tienen problemas de fertilidad. Y seguro que nadie soñaba con hacer tal “turismo reproductivo” como lo están llamando en ese artículo. La única intención es formar, ser y mantener unida la familia. Nosotros recurrimos a la maternidad subrogada por descubrirme el cáncer y me quitaron todo el uterino lo que hizo imposible quedarme embarazada. Por eso recurrimos a ese modo. Y en España es imposible, por eso buscamos variantes y nos aconsejaron ir a Ucrania. Considero que nuestra desición es correcta. Nos trataron muy bien en la clínica. No nos faltaba nada. Y nuestra gestante es una mujer maravillosa y con gran corazón. La agradecemos muchísimo. Y al equipo de la clínica por estar siempre a nuestro lado y por informarmos de todos los trámites que se realizan. Estamos más que contentos. En otoño ya esperamos ver a nuestra princesita y llevarla a casa.

  24. Creo que los que están criticando a la maternidad subrogada seguro que no tienen ningunos problemas con la reproducción y no saben qué es saber que nunca puedes ser padre o madre. Seguro que nunca han pensado en adoptar por que no tiene necesidad de eso. Es fácil criticar cuando el tema no te toca. Pero al encontrarse frente al problema cara a cara, ¿qué harían? Buscarían salidas, soluciones. Igual que nosotros. Y la gestación subrogada es salvación para muchos. Para sentirse cómo otro ser humano, que puede criar, educar y amar a su hijo/os. Nos regalo esta magnífica posibilidad una clínica ucraniana que nos apoyo y hizo todo para que nosotros seamos padres, padres biológicos. La ley ucraniana es segura y los padres biológicos tienen todo el derecho al niño/os. Estamos muy agradecidos al país y a la clínica. Por comprendernos y hacer realidad nuestro sueño.

  25. También estoy a favor de la maternidad subrogada y confío mucho en su eficacia ya que mi propia historia de la maternidad ha sido posible gracias al proceso realizado en Ucrania y eso me parece un maravillo ya que estábamos desesperados durante muchos años pero todo cambió al encontrar Biotexcom clínica iniciar el programa de la subrogación, creo que no es una novedad aquí en esta discusión pero me gusta mucho que puedo compartir mi historia con vosotros

  26. Todos somos humanos y tenemos entender a las personas que acudieron a esta técnica de reproducción. Cuanto dolor y tristeza sufren al enterarse de que no pueden tener hijos. No me gustaría estar en su lugar. Siento que tienen que pasar por largo camino hacia tener sus hijos, que tienen que oír tanta critica y palabras duras y desargadables hacia ellos. Pero me alegro mucho que haya personas, mujeres, con deseo de ayudar a estas personas. Muchos dicen que las personas infertiles aprovechan de la mujer que les gesta el niño. Creo que es absurdo. Creo que esa mujer (gestante) entiende su gran aporte a la vida de estas personas y claro que aquellos a su vez le agradecerían, por que ella lo merece.

  27. Discrepo totalmente con las personas que están en contra de la maternidad subrogada, no creo sinceramente que suponga un problema para la sociedad. Al igual que tampoco creo que se le tenga que juzgar como método anti natural o como método que sólo busca un fin de negocio y de sacar dinero.
    No entiendo el juicio que se crea contra las gestantes, se habla de mujeres de clase baja y que no tienen dinero. Ya por no hablar de que también se han inventado la coletilla de que no tienen estudios y van obligadas a realizar este tipo de procesos por culpa de los maridos. Pero, vamos a ver ¿Se puede saber en que siglo estamos para que haya este tipo de pensamientos?. A mi me parece lamentable, creo que cada mujer que decide por VOLUNTAD PROPIA acudir a ayudar a las demás parejas a conseguir su sueño, son dignas de admiración. Puedo dar fe de que mi gestante en Ucrania pasó por muchisimas pruebas para que los profesionales de la clínica decidieran que esa mujer era apta para traer al mundo un bebé de otras personas. .

  28. Hola a tod@s.
    Me parece que el autor del artículo no tiene ni idea cómo es ver sufrir a tu gente más cercana por no poder tener hijos. Lo imposible que es saber que no puedes formar una familia normal.
    Veo que muchos que acudieron a la maternidad subrogada habéis ido con biotexcom. Es que mi mejor amiga ya lleva casi 8 años intentando embarazarse pero todo sin menor éxito. Realizando varios intentos de fiv, el embarazo ni llega a las 6 semanas, aborta. Me dolía mucho verla sufrir y al final encontramos la salida en maternidad subrogada. Encontramos muchas buenas recomendaciones de esa clínica y ellos decidieron viajar. Al volver de su primer viaje dijeron que estaban encantados de todos los servicios proporcionados. Es que para mí es otra hermana más y quiero saber como os había ido y que experiencia tenéis con esa clínica. Muchas gracias.

    • Estimada Clara, la autora del artículo sí tiene idea de lo que es ver sufrir a la gente cercana por ese motivo. Sus argumentos en contra no tienen que ver con la falta de empatía hacia esas personas; es muy injusto que digas algo así. Podrás estar a favor o en contra de sus argumentos (quizás sucede que no te has leído el artículo, adivino eso), pero lo que dices es, sencillamente, ofensivo y equivocado. Saludos.

      • Lo mismo me parece, en cualquier caso hay que estar calmo para no ofender a la persona que tiene la otra opinión distinta de tu propia. Para mi cada opinión está bien pero en el mismo momento tengo la mía. Personalemnte yo estoy a favor de la subrogación y mi propio hijo fue nacido gracias a la clínica ucraniana, alguna gente puede crititcarlo pero estoi pertenece solo a mi familia

  29. Cada vez más personas recurren a la maternidad subrogada y es lógico. Actualmente la infertilidad afecta a muchas personas y es muy lamentable. Pero siempre debemos creer en los milagros. Lo que más me duele es que las mujeres que tiene problemas con fertilidad no puedan llevar el embarazo y sentir al bebé dentro. Pero afortunadamente, hay mujeres que quieren ayudar a los demás para que puedan formar familia y sentir el amor del hijo. No importa si lo hacen por razones económicas o de modo altruista. Pienso que su intención es solamente buena. Cada uno tiene derecho a decidir que hacer con su vida y en su vida. Por eso no concidero este método de reproducción un negocio. Un saludo a todos

  30. Hemos sido padres por maternidad subrogada. No creo que hemos cometido algún error. Lo hicimos por que yo tengo el síndrome Rokitanskyi y para mí es imposible llevar el embarazo. Ya me gustaría. Fuimos a Ucrania por recomendación de unos amigos que hicieron el programa con la misma clínica. Viajamos 3 veces a Kiev, la clínica nos proporcionaba alojamiento y los demás servicios. No teníamos ningunos problemas con comunicación ya que el equipo es hispanohablante. Conocimos a nuestra gestante Nadia en el segundo viaje. Es una mujer muy sonriente, amable y simpática. Nos hizo los padres más felices del mundo. Le agradecemos muchísimo por todo. Espero que sus hijos esten bien. No sé como viviría sin mis hijos.

  31. Entiendo y respeto enormemente las opiniones que puedan crearse en torno a este tema aún muy delicado en España. Lo único que pido es con el mismo respeto que no se juzgue a las familias que tomamos la decisión de llevar a cabo un programa de gestación subrogada y se respete también las decisiones de las madres subrogadas de colaborar en este tipo de programas. No podemos olvidar que ellas deciden libremente. Nosotros tenemos relación con la madre subrogada y es encantadora, tiene independencia económica y goza de un fantástico estado de salud físico y mental. En nuestro caso lo hemos hecho en Canadá con la agencia de gestación subrogada LifeBridge Agency ¿ por qué lo hemos hecho? Somos una pareja homosexual y si queríamos tener hijos teníamos dos opciones: la adopción o la gestación subrogada. ¿ Intentamos la adopción? Por supuesto pero tras 4 años de espera hemos decidido optar por la gestación subrogada y estamos encantados la verdad. No nos arrepentimos y jamás lo haremos, y estamos ansiosos por tener a nuestro bebé en casa.

  32. Sé que soy infertil desde los 16 años, pero mi determinación por ser madre ha sido firme desde entonces. Tengo abiertos dos expedientes de adopción desde hace 5 años. Como la buena noticia es que las tasas de abandono en España bajas y en el extranjero se prima que los menores se queden en el país, los tiempos de supera son largos por la falta de menores adoptable. Esa es la realidad de la adopción.
    Si todo va bien seré madre por subrogacion en otoño en Ucrania, la experiencia está siendo muy buena.
    no voy a cerrar mis expedientes de adopción y quizás algún día cumpla mi sueño de ser madre adoptiva.
    La maternidad subrogada es una realidad y tarde o temprano será legal en España.

  33. Mary, lo siento mucho por tu desgracia y condiciones que te ha puesta el destino pero animate, querida, al menos ahora haces pasos hasta tu felicidad personal, espero que todo sea bien y exitoso para ti. Respecto a Ucrania, puedo decirte sin duda ninguna que allí te harán mamá feliz ya que nosotros mismos hemos tenido la experiencia positiva allí

    • Lara, ¿y qué clínica elegistéis si no es algún secreto? Hay muchas y muchas de ellas tienen un montón de las referencias buenas, para nosotros eso ha sido una elección muy díficil

  34. Me parece muy ingusto que tanta gente infertil no tiene el derecho de usar cualquier método deseado para lograr su objetivo dentro del país. Nuestro proceso afuera no es único, muchas parejas tambien no tienen esta oportunidad y acuden a otros paises. Al principio probamos con Georgia pero allí nos fracasamos con todo… Aún no quiero recordarlo.. Después viajamos a Ucrania y garcias a Dios quedamos muy contentos por todo ofrecido para nosotros. A pesar de toda experiencia negativa en varios paises, Ucrania nos dio nuestro hijo soñado

  35. Pingback: Alquiler de vientres: la ilegalidad permitida | Tribuna Feminista

  36. Lara, tienes razón, la actitud positiva en esta situación es un medio del éxito. Nuestro Dios nos escucha y hace conclusiones, nos da lo deseado por eso siempre tenemos esperar para que todo sea bien. Cuando estábamos en Ucrania tratábamos mucho de tener la clara mente y pensamientos positivos

  37. Chicas, aquí hay muchas referencias buenas respecto a los procesos en Ucrania pero últimamente allí todo está muy complicado con todo conectado con la maternidad subrogada y creo que por el momento es mejor ir a otros paises porque lo más importante es estar seguro

  38. Estoy muy a favor de la maternidad subrogada, mi propio hijo fue nacido gracias el proceso de la maternidad subrogada en la clínica ucraniana pero sé que en Ucrania últimamente hay ciertos problemas legislativos ¿alquien sabe algo? espero que sean solucinados muy pronto.. Decidnos

  39. No puedo imaginar mi vida sin mi marido que me ha apoyado todo el tiempo y nuestro primogènito, es algo increíble que finalmente somos juntos ya que durante todos los meses del embarazo de nuesta madre sustituta ucraniana esperábamos con impaciencia a nuestro tesoro.. Claro que la vida se ha cambiado mucho pero nosotros estamos acostumbrando a todo con mi pareja. Estamos muy agradecidos a Biotexcom y espero que muy pronto vuelva a ayudar a otra gente sufrida

  40. Lara, me gusta tu actitud positiva y tu modo de pensamiento porque en nuestra vida solo debemos tener un poco más de fé porque mucho depende en esto, especialmente en caso tan complicado como el proceso de la maternidad subrogada. Claro que aquí es muy importante tambien es un equipo profesional y la clínica. En mi caso el trabajo fue hecho muy profesionalmente porque optamos por Biotexcom de Ucrania,esta clínica tiene muchas referencias buenas y es entendido por que

  41. Es curioso que la mayor parte de los defensores lo sean porque son infértiles y, por tanto, amparándose en un derecho ficticio de paternidad /maternidad.
    Tener hijos no es ni una obligación, ni un derecho. Duro es no poder tener hijos si se quiere; pero empatizar con ello no implica que comprar un niño/a esté mejor, ni que alquilar el cuerpo de una mujer durante nueve meses sea una práctica mercantil ética.
    Siempre me había llamado la atención esa frase del código civil que dice que sólo las cosas pueden ser objeto de comercio, me parecía muy elemental. Pero no: si no puedes tener un niño propio… ¡Cómpralo! Qué menos… Si tu felicidad depende de ello, y puedes pagarlo, ¿por qué no?
    Exigís que se haga un ejercicio de empatía (como se nota que tú no has pasado por el problema de no tener hijos) y os pido lo mismo: que empaticeis con esa madre-vasija que ha llevado durante nueve meses a un ser vivo dentro, probablemente le haya hablado, cantado y puesto música, se haya sobresaltado al notar una patada suya, se haya sorprendido a sí misma intentando adivinar en qué postura está… El derecho de esas mujeres que, por dinero, comercian con su propio cuerpo debería prevalecer sobre el derecho inexistente a tener hijos.
    Otros hablan de que es la solución más rápida al problema, que adoptar lleva mucho tiempo… Como si el deseo de rapidez pudiera justificar algo.
    Entiendo que debe ser frustrante, pero la frustración no desaparece: se traslada a la madre gestante, que, salvo excepciones muy excepcionales, nunca se sentirá bien entregando a su bebé (que sí que es suyo, aunque se pague porque deje de serlo).
    Tanto hablar del trauma de abortar… Y nada, que dar a luz a un bebé y entregárselo a un tercero debe ser sencillísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *