Gobierno y derechos humanos: la coordinación es un valor

Diego Blázquez

El día 22 de febrero el Profesor Javier de Lucas dedicaba su entrada en este blog a los conflictos y limitaciones que conlleva un organismo gubernamental de coordinación de la política de Derechos Humanos, y las ilustraba al hilo de la (bochornosa) experiencia francesa al respecto.

Efectivamente, coincido con Javier de Lucas en que la creación de una estructura permanente de derechos humanos en el Gobierno se trata de una de las propuestas más interesantes de los documentos programáticos de los partidos en este largo periodo electoral; por cierto, una más de las similitudes que comparten Podemos y el PSOE. Una medida que implica la esperada revitalización de un futuro II Plan de Derechos Humanos, y una apuesta política por la vuelta a una senda de liderazgo y de prestigio internacional que nunca debió abandonar nuestro país.

También comparto con el profesor la certeza sobre las muchas dificultades y contradicciones que posiblemente entraña la existencia de un departamento gubernamental dedicado a los Derechos Humanos, y más si tenemos en juego a personajes políticos como Sarkozy y sus fichajes de liga de las estrellas. Sigue leyendo